Carrito de compras

Contribuir a nuestra supervivencia

publicado por Attencion a Cliente el
Contribuir a nuestra supervivencia

Emisiones de CO2

     La agricultura ecológica nació bajo la premisa de reducir la intensidad de los recursos, mejorar la salud del suelo, reducir la carga medioambiental y mejorar la calidad de los cultivos. Todo lo cual acabaría ayudando con el cambio climático, ya que este tipo de agricultura reduce, en gran medida, las emisiones de CO2 a la atmósfera. La agricultura ecológica sigue siendo minoritaria en cuanto a tipos de cultivo, pero el objetivo es aumentar la competitividad del sector agrícola. 

     Lord Northbourne fue la primera persona que utilizó el término orgánico, y creía que, en lo que respecta a la agricultura, una granja debe ser tratada como un organismo vivo, donde el suelo, los microorganismos, los insectos, las plantas y los animales viven y se benefician mutuamente. También decía que la dependencia de los fertilizantes y pesticidas artificiales privaba a las explotaciones de la "integridad biológica". 

     Existen muchos tipos de agricultura. La agricultura de campo abierto es la tradicional y la industrial. La mayor parte de nuestros alimentos procede de este tipo. La mayor parte de las emisiones de CO2 de la agricultura a campo abierto procede del transporte. El desperdicio de alimentos es otro de los grandes responsables de las emisiones, desde las pérdidas en la granja hasta los productos no comercializables, pasando por las pérdidas en el transporte. Luego están los invernaderos, estas casas de ambiente controlado tienen un gran obstáculo, el espacio. Están los convencionales, que utilizan energía no renovable, y los avanzados, que utilizan fuentes renovables y un sistema de bucle para el agua. Y luego tenemos la agricultura vertical, que se refiere al crecimiento de los alimentos, en el interior en capas apiladas verticalmente. Ésta, por su proximidad a los consumidores y la baja probabilidad de contaminación de los cultivos, podría reducir las emisiones hasta un 70%. 

     La solución más eficaz para reducir las emisiones de CO2 es una combinación de las técnicas ya existentes. El equilibrio siempre ha sido la clave. Y en cada tipo de agricultura surgen nuevos retos. Únete a la conversación, investiga de dónde vienen tus productos y cómo contribuyes a la problemática. No tenemos una segunda Tierra, cómo nos sostenemos es cómo sostenemos el planeta. 

CO2 Emissions 

     Organic farming was born on the premise of reducing resource intensity, improving soil health, reducing environmental burden, and improving crop quality. Which would all eventually help with climate change, since this type of farming reduces, extremely, the emissions of CO2 into the atmosphere. Organic is still the minority when it comes to types of farming but the goal is to increase competitiveness in the agriculture sector. 

     Lord Northbourne was the first person to ever use the term organic, and he believed that when it comes to agriculture, a farm needs to be treated as a living organism, where the soil, microorganisms, insects, plants, and animals all live and benefit from each other. He also said that the reliance on artificial fertilizers and pesticides deprived farms of “biological completeness”. 

    There exist many types of agriculture. Open field agriculture is traditional farming and industrial farming. Most of our food comes from this type. The majority of the CO2 emissions of open field comes from transportation. Food waste is another big emission responsible, from on-farm losses, to non-marketable products, and transportation losses. Then there’s greenhouses, these controlled-environment houses have a big obstacle, space. There are the conventional ones, that use non-renewable energy, and advanced ones, that use renewable sources and a loop system for water. And then we have vertical farming, which refers to the growth of food, indoors in vertically stacked layers. This one, due to its proximity to consumers and low likelihood of crop contamination could reduce emissions to a 70%. 

     The most efficient solution to reducing CO2 emissions is a combination of the already existing techniques. Balance has always been key. And in each type of farming, new challenges arise. Join the conversation, research where your products come from and how you contribute to the problematic. We don’t have a second Earth, how we sustain ourselves is how we sustain the planet. 

Publicación anterior Publicación nueva

×